3 cosas que NUNCA debes hacer en tus Travesías a Nado en Aguas Abiertas

3 Cosas que nunca debes hacer en tus Travesías a Nado en aguas Abiertas
3 cosas que NUNCA debes hacer en tus Travesías a Nado en Aguas Abiertas
5 (100%) 1 vote

En esta ocasión he querido tratar de forma resumida 3 de los errores que algun@s en nuestros inicios en la natación en aguas abiertas hemos cometido en alguna ocasión y evitar que otr@s los comentan.

Las 3 cosas que NUNCA debes hacer en tus Travesías a Nado en Aguas Abiertas


1. ORIENTACIÓN EN LAS TRAVESÍAS A NADO EN AGUAS ABIERTAS

Para no acabar en un punto desconocido o, vete a saber… en mitad del Mediterráneo 😕
NO debes de dejarte para el último momento el recorrido de la travesía a nado en aguas abiertas, ya sea de 1 km, 2’5 km, 5 km ó la más que respetable 10 km.

Recuerda que las distancias en aguas abiertas nadando desgastan más nuestros cuerpos que en la piscina, un descuido en la dirección y acabaremos mucho más lejos de las boyas de lo que podríamos pensar, aunque al darnos cuenta del error de navegación, corregimos la dirección, pero ese desgaste físico no nos lo quita nadie, de ahí la importancia de memorizar el recorrido antes de la travesía, estudiar el circuito puede darte una ventaja competitiva importante.

 💡 Consejo: Memoriza el recorrido de la travesía, conseguirás una ventaja competitiva importante.

Una vez comenzada la Travesía a Nado, sírvete de las boyas en diversos momentos para ubicarte, si estás muy alejad@ de la misma, utiliza otra referencia visual como algún hotel o edificio que haya en la costa, acantilados o microacantilados… y que, previamente, hayas visualizado en maps.google.com

Recorrido de travesía a nado desde Google Maps

Antes de hacer la travesía a nado estudia el “terreno” y memoriza posibles referencias visuales por si no vieras las boyas. En la imagen tienes un ejemplo de Google Maps, échale un vistazo antes de zambullirte.


2. FORMA DE NADAR EN LAS TRAVESÍAS A NADO EN AGUAS ABIERTAS

Respiración Bilateral

NO nades respirando siempre por el mismo lado. Este es un sabio consejo de nuestro buen amigo Chema López, que en su post del entrenamiento para nadar en aguas abiertas nos habla de la Respiración bilateral cuando como él mismo nos comenta que “después de quemarme la cara y marearme comprendí que en el mar o respiras bien por ambos lados o estás muerto” y nos da la recomendación de alternar el nado con la respiración bilateral en cada uno de nuestros entrenamientos para aplicarlo después en nuestras travesías a nado.


3. EQUIPACIÓN EN LAS TRAVESÍAS A NADO EN AGUAS ABIERTAS

NO estrenes ni unas gafas ni un neopreno en la travesía, esto casi no es un consejo, yo lo consideraría, por propia experiencia, que es casi una OBLIGACIÓN  😉 

Es estupendo estrenar esas gafas o ese neopreno que esperabas usar con ansia, pero antes de nada úsalo en aguas abiertas o en la piscina, en diversas condiciones climáticas y de luminosidad, acostúmbrate a tu nuevo equipamiento de natación y hazte a él.

Imagina estar en mitad de la travesía de 5 km y notar la presión de unas gafas demasiado apretadas o peor, perderlas en la salida… No ver bien por mucha o poca luz, o que el traje de neopreno de tus sueños se convierta en tu pesadilla por rozaduras o incomodidades…

Espero que con estos 3 consejos acerca de qué NO debes de hacer en una travesía a nado en aguas abiertas puedas disfrutar como te mereces este deporte tan especial como la natación en aguas abiertas.

Y tu ¿qué NO haces NUNCA al nadar en aguas abiertas?

Abrazos y… Buenas Zambullidas!

Apasionado del universo deportivo. Swimmer, Runner, Biker, adicto al pádel... Esperando que mis posts te sean de ayuda, saludos y... Buenas zambullidas!

Deja un comentario